martes, 8 de enero de 2019

Morriña

*Xuntanza na Libraría Cronopios de Santiago
con escritores que tiveron que marchar (26-XII-2018) 

*Gracias á mestra pola axuda ;)

Artículo publicado en El Faro de Vigo (13-I-2019)


                                       *Foto de El Correo Gallego

  María Alonso estivo dous anos de bolseira en Escocia. “Cando volvía a Vigo botaba de menos as chimeneas,fritangas e mesmo os hipsters de Edimburgo”.Na televisión cando falan da emigración contan historias amables ou de éxito e ignoran as de desamparo.Ocúltase a cara b. Avoga polo contradiscurso.No ensaio Transmigrantes analiza o fenómeno migratorio dentro do sistema capitalista. Moitos volveron máis pobres.Ela comparte piso pateira con descoñecidos.
   Lito Vila Baleato é “fillo da emigración de dicionario”. Ten tíos avós que estiveron en Bos Aires. O seu pai era do Carballiño e a nai de Val do Dubra e coñecéronse en Alemania. Marcharon pero non querían que lle sucedese o mesmo o seu fillo. Pero “Tratáronme moi ben, moito mellor que aquí. Pero devezo por volver. Quizais se volvemos podemos mudar algo”. Sángranme os ollos por ver tantos nenos na diáspora cando Galicia se desangra demográficamente.
 A avoa de Xavier Queipo marchou a Cuba trala guerra.Meteuse no PC non por ideoloxía senón por ventaxas na cartilla de racionamento. “Unha das catro pancas que move a evolución de todas as especies é a emigración. Son todas traumáticas de inicio porque abandonas o teu nicho ecolóxico e tecido social”. Alí, por reafirmación e nostalxia, comezou a escribir en galego. “O peor das miñas novelas é a frescura dos meus diálogos porque no día a día non podo falalo”.

   Sufriu un desterro que parece obsoleto, o servizo militar. Daquela eran vintesete horas en tren a Barcelona. “Fixen unha trampa, unha arenga militar que me serviu para lograr 15 días de vacacións”. O seguinte éxodo foi voluntario.  Foi  4 veces de asalariado a Terranova.Eran tres meses sen tocar porto.A tomar mostras e ver baleas. Bacallao de almorzo, comida e cea. “Era repugnante e non me gustaba”. Agás os sábados que había callos e os domingos cocido.

   Viu un anuncio na prensa na que pedían inspectores de pesca para a comunidade Europea, mandou currículo e chegoulle un telegrama para facela entrevista. Empezou en febreiro do 89. Os primeiros seis meses para contactar coa familia tiña que baixar á cabina. En Bruxelas primeiro residiu en Moleenbeck, logo no barrio turco de Saint Georges e agora no distrito congoleño. “Quizais non me interesa volver a esta sociedade ruín que nos expulsou de aquí”.

  Figueiredo foi de Erasmus a Sheffield.“Había un respeto dos profesores maior que aquí”.O día do naufraxio do Prestige estaba nun laboratorio de Oxford”.Non podías facer un experimento no reactor nuclear cando había un gran partido de fútbol porque os kettles chuchan toda a electricidade”.

   A relación de Anna sobreviviu a cinco anos separados.“Pero sego sendo unha persoa libre”. Integrouse non só no típico guetto latino. Cando remataba o Doutoramento tiña cinco ofertas interesantísimas de traballo en centros de investigación  pero morreu o seu pai. Fixo unha última aposta, unha chamada ó destino, e mandou cen currículos en Galicia. E xurdiu a oportunidade en La Salle.  “Non son desafortunada. O soldo de antes era moito mellor pero adícome á literatura,escribín unha novela, falo con xente que estaba nos meus libros de texto...” 

miércoles, 2 de enero de 2019

Giacometti

*Trayectoria del escultor suizo 
Notas de mi visita al Museo Guggenheim de Nueva York

*Fotografías de la Fundación Giacometti


   Un creador que transcendió a los ismos. Nació en Borgonovo, en el valle de Bergalia, al pie de los Alpes suizos. Su padre, el pintor neoimpresionista Giovanni Giacometti transformó el establo familiar en un estudio.El pintor simbolista Cuno Amiet será el padrino de Alberto.Un busto de su hermano Diego y el óleo Naturaleza muerta con manzanas serán sus primeros trabajos. Pronto se alejará de la representación naturalista y sentirá interés por el arte no occidental. Al morir el padre en 1933, su hijo usará el taller cuando regresaba de París todos los veranos y algún invierno. Allí retrataba con asiduidad a su madre Anneta. Era muy meticuloso con la distancia entre artista y modelo, que debía permanecer completamente inmóvil,por ello dejaba siempre marcas en el suelo. E hizo sus pinturas grises. Era un espacio cómodo y luminoso. Con panorámica montañosa. Alberto encontraba en los árboles grandes semejanzas con la figura humana. 

   Llega a la capital francesa en 1922 para asistir a clases de escultura en una academia. Conoce en profundidad el Louvre y el Museo Etnográfico. Como no le gustaba viajar apenas había estado en su tierra y en Florencia.  Ocupó un sombrío estudio parisino en las cercanías de Montparnasse desde diciembre 1926 hasta el final de sus días. Cerca de 40 años. Era estrecho, abigarrado e incómodo.Con solo 23 m cuadrados. Pero cuanto más tiempo permanecía en él, “más grande se volvía”. 

   Abraza el postcubismo en Mujer cuchara (1927); se inspira en los utensilios ceremoniales antropomorfos africanos. Un gran abdomen cóncavo evoca el útero femenino y la fertilidad.  Hizo la versión definitiva en yeso, que otros autores solo usaban para fases primarias.



   Entre sus obras más abstractas está Cabeza que mira (1929), pieza plana de yeso, uno de sus materiales fetiche, que presenta una sutil cavidad, casi imperceptible, que evoca un ojo. Toda su vida se preocupó por capturar la mirada. “Si logro hacer bien los ojos todo viene rodado”.

   Giacometti se une al movimiento surrealista de André Breton en 1931. Objeto desagradable  (1931) encaja con las fantasías de brutalidad de Georges Bataille. De esta etapa es Mujer que camina (1932),que da un paso adelante exquisitamente esbozado, casi inmóvil. El inconsciente puede revelar complejos mundos interiores en torno a sexualidad, deseo y violencia. El racionalismo moderno queda erradicado por el poder de la imaginación.   Se exploran temas antagónicos como dolor y éxtasis, lo humano y lo no humano. La amenazante Mujer degollada (de 1932 pero fundida en 1949) recuerda a un insecto, motivo que genera atracción y repulsión al mismo tiempo. También semeja una planta carnívora. La garganta es como una tráquea agonizante. Está concebida para encontrarla en el suelo. Dalí quedó fascinado de la  Bola suspendida (1930–31).



*Bola suspendida
                                   
                                                  *Mujer degollada 

   Desde 1935 Alberto Giacometti se distancia del movimiento surrealista y vuelve a trabajar a partir de modelos, como su hermano o la modelo profesional Rita Gueyfier, que posan para él a menudo.Estaba muy unido a Diego, siempre a su servicio, que le ayudaba a construir armazones. Cambia de trabajar por facetas geométricas a hacerlo de un modo más expresivo.

   Al estallar la II Guerra abandonó varios años su amado taller para refugiarse en Ginebra. Allí realiza pequeñas esculturas sobre pedestales enormes. Sus figuras femeninas de caderas redondeadas se inspiran en su recuerdo de la silueta de una mujer vista desde lejos. También esculpe diminutas figuras de niños inspiradas en su sobrino Silvio al que enseñaba historia.

   El trauma bélico le lleva a la síntesis. Una metáfora de la debilidad del ser humano. Hombre pequeño sobre un pedestal (1945), de solo 3 cm, fue el súmmum de la reducción.“Después de la guerra, estaba ya harto y me juré que no dejaría que mis estatuas se redujesen ni una pulgada. Y entonces pasó esto: logré mantener la altura, pero la estatua se quedó muy delgada, como una varilla, filiforme”.  Quedan figuras alargadas, íntimas y estilizadas. Caracterizadas por un modelado irregular, casi granulado. Seres escuálidos, de contornos desdibujados. “No se ve a una persona en su conjunto hasta que se aleja y se hace minúscula”.  Parecen vistos desde lejos. Las figuras grandes le parecen falsas. Se inspira en el existencialismo y en la filosofía del absurdo que imperaba en los círculos intelectuales. 

   El movimiento de las muchedumbres en las calles fascina al artista y le impulsa a crear composiciones nuevas, como Tres hombres que caminan,(1948),motivo que será recurrente en su carrera. Los extraños comparten un mismo pedestal.
   Giacometti utiliza el motivo de la caja a principios de los años cincuenta en numerosas obras, como Figurita entre dos casas (1950). La caja significa confinamiento, aislamiento o angustia, que puede estar vinculado a su propia existencia. Esta misma idea subyace en las obras sobre el tema de la jaula con el que ya había experimentado durante su etapa surrealista, como ejemplifica La nariz (1947), cuyo extremo perfora literalmente el marco que la delimita, asomándose al exterior.


   En El Bosque (1950) Giacometti reúne una serie de figuras alargadas, ancladas a una base, de manera que se asemejan en cierto modo a un bosque. Están de pie, como si fueran árboles, y próximas entre ellas; sin embargo, no se tocan. Expresa la convicción de que podemos sentirnos aislados incluso en un espacio abarrotado de gente.

   Perro (1951) es un bicho demacrado, que podría interpretarse como un autorretrato. Se inspiró en un can chino que vio una vez; lo relacionaba con su ánimo apesadumbrado en un día de lluvia cuando caminaba pegado a los edificios con la cabeza gacha.

   En 1955 Giacometti conoce al profesor de filosofía Isaku Yanaihara, que venía a entrevistarlo para una revista nipona. Forjan una sólida amistad y le retratará mucho en el siguiente lustro.

   Es seleccionado para representar a Francia, su país de adopción, en la Bienal de Venecia de 1956. Le hizo mucha ilusión. Creó Mujeres de Venecia, grupo de ocho esculturas totémicas de pie en hierática frontalidad. Fueron muy pocas veces vistas por lo complicado de su traslado. 

   Su mujer Annette Arm, fuerza estabilizadora en su vida, era la musa de día. Posaba para él a diario. La  esculpía; en 1962 hizo el óleo Black Annette.


   Compatibilizó su matrimonio con un buen puñado de amantes. Era un cliente habitual de prostíbulos.“Puede decirse que era un cazador.Tan conocedor de los burdeles que incluso llegó a escribir un ensayo sobre ellos”. No pudo tener hijos a causa de unas paperas juveniles.

   En 1959 Giacometti conoce a una prostituta de 21 años que se llama a sí misma Caroline.  Retrató a su amante unas treinta veces entre 1960 y 1965.Por ejemplo,Caroline con un vestido rojo. A veces eran solo esbozos reduccionistas. Y casi siempre de noche. Se palpa la luz artificial.  Sus pinturas siguen unas directrices, quietud estremecedora y fondos en colores terrosos y grises. 

    “Cara arrugada. Salía todas las noches. Parecía sólido como una roca. Era más libre que un elfo”. Así definía Simone de Beauvoir, intelectual feminista, a su amigo Alberto. Sartre, que le ayudó a financiar varias exposiciones, lo catalogaba como  “el artista existencialista perfecto, a medio camino entre el ser y la nada”.

    Sigue indagando sobre el caminar en La pierna (1958), una monumental pieza encaramada a un pedestal sumamente alto. Su tamaño y su estado fragmentado nos recuerdan a la escultura antigua. Usa la metonimia para representar a todo un individuo. La fragmentación del cuerpo se corresponde con el empequeñecimiento de su última etapa.

   Hombre que camina (1960) es la obra más conocida de Giacometti y una de las esculturas más célebres del siglo XX.  A lo largo de los años trabajó obsesivamente en ese gesto, inspirándose en la tradición de las estatuas egipcias. El movimiento es ágil y el paso firme.


   En 1958 recibió un encargo para la Chase Manhattan Bank, en Nueva York. Aunque finalmente el proyecto no llegó a culminarse, permitió que creara las obras más monumentales e inauditas de toda su carrera.  Las tenía que sacar del taller para observar mejor su escala. Llegó a visitar el lugar donde se iba a colocar su obra. Volvió tan agotado que poco después murió. Hombre que camina formaba un todo con una Gran cabeza y Mujer alta I que medía más de 2,50 m de alto y se apoyaba sobre una base gruesa. Los árboles serían mujeres y las piedras cabezas. Al final pudo exponer las tres esculturas en bronce en otras ciudades. 
   No buscaba el dinero, la gloria, la adulación o el confort. Su exigencia y frustración hace que Giacometti llegue a destruir algunas de sus obras.  Pero no era un paso atrás. «Cuanto más se fracasa más se triunfa. La única oportunidad que tenemos de seguir avanzando surge si en lugar de rendirnos persistimos».  Por su naturaleza obsesiva, podía trabajar 10 años en una sola pieza, caso de Woman Leoni (47-58), figura que parece compuesta en un solo trazo.

   El suizo creía que escribía y pintaba mejor que esculpía.Sus tallas recuerdan a las letras de Baudelaire. El hombre que consumía tres paquetes de cigarrillos al día y sentía la muerte como algo morboso se marchó en enero de 1966. Dejó las puertas abiertas.

martes, 25 de diciembre de 2018

Manhattan

*Mis memorias en Nueva York


   El escenario del mundo. El patio de luces de Woody Allen. El lienzo y las gafas de Warhol. El hormiguero de la ciudad está bajo tierra. Hay muchos comercios en las cavernas. Sudor pegajoso en el andén, frío polar en el vagón.Un anciano canta una versión acelerada de Stand by me marcando el ritmo con el bastón.La gente carga su móvil en las cabinas para que sigan vivas.


   Zarpa el ferry desde Battery Park.Borracho por los vaivenes de la mar.Llego al islote donde los indios venapes hacían cerámicas y cosechaban ostras con las que luego elaboraban abalorios. Allí se posó la Estatua de la Libertad en 1886. Fue enviada en partes, como si fuese un rompecabezas.  Esta vez el regalo no estaba envenenado y no salieron helenos de las tripas. El escultor fue Bartholdi,Eiffel le ayudó con el esqueleto interno y Pullitzer lideró la campaña de recaudación. 93 metros de la base a la antorcha dorada.La siete puntas de la corona simbolizan los mares y continentes.Viste la estola clásica verde menta y transmite tranquilidad, paz y nobleza. Una parada en el Museo de la Emigración de Isla Ellis antes de retornar a la Gran Manzana.

   Dos piscinas emergieron en donde brotaba el tallo de las Torres Gemelas.  El One World Trade Center, hijo de aquellas, ha nacido en 2014 a su imagen y semejanza. Después de ver el Memorial ningún avión del cielo parece inocente.

   Mi desconocimiento en temas bursátiles me hace ser menos valiente que la niña que espera serena la embestida del toro de Wall Street. Subiendo por la infinita Broadway,que no es recta pues sigue un sendero indio,  llego al Ayuntamiento. Las ardillas del parque se suben sobre las patas traseras y agarran su vianda con las otras.

  El Puente de Brooklyn se inauguró en 1883 tras 16 años de trabajo.Icónicos son sus dobles arcos apuntados y esos cabos de galeón. El suelo, compartido entre ciclistas y peatones, es de madera. La carretera pasa a un nivel inferior. Ponen multas por los candados pero algunos hay. Discurre sus casi 500 metros en paralelo e inusualmente cerca del Puente de Manhattan.

   Confucio tiene la barba sin arreglar y las manos en ademán orante. En Chinatown hay bufés al peso muy económicos.En el comedor de la beneficiencia de Bowery nadie pregunta a los comensales por su condición. Sólo hay que ajustarse al horario.Comen caliente que es lo que necesitan. Bien recibido sería el hombre sedente al que acompaña el cartel de“Me and the birds”.

   En septiembre celebran las fiestas de San Genaro en Little Italy. Suena Eros en la Calle Mulberry. Al anochecer sirven raciones transalpinas muy generosas en las terrazas.

   Desenvaina la espalda Garibaldi en el Washington Square Park. Los universitarios posan la cesta del picnic. El pasado fue más gris. Fue pantano, cementerio y hubo ejecuciones públicas.

   El Mercado de Chelsea aprovecha la antigua fábrica de gallegas de Nabisco. De estética industrial y focalizado en comida gourmet. Pijo e impoluto. Podría almorzar sobre la taza del wc.

   Riegan las plantas en High Line. Son 3 kilómetros de paseo elevado sobre antiguas vías de tren.  Se aprecian las aguas del Hudson y un mural multicolor de Ghandi y Teresa de Calcuta.
                                                    *Vistas del Hudson y New Jersey 

   En Union Square juegan al ajedrez de forma amistosa pero con contador de tiempo. Un buen surtido de estatuas: Lincoln, Ghandi, Marqués de Lafayette y una ecuestre de Washington. Aquí hubo una gran manifestación de protesta por el asesinato de Sacco y Vanzetti en 1927.

   Si subes hacia el norte por la Quinta Avenida, donde la mayoría de vehículos son taxis amarillos, apenas te percatas de la presencia del Flatiron. El singular edificio con forma de cuña y 22 pisos se remonta a 1902. La publicidad de agua vitaminada es casi tan grande como el inmueble.


   La sombra del Empire State alcanza los 449 metros. El Gigante Art Decó, que solo descansa seis horas al día, observa a 50 millas a la redonda. Nos guían pomposos mayordomos  de impolutos trajes malvas. Somos las ovejas del pastor. El ascensor no da vértigo.  Un observatorio exterior en el piso 86 y otro acristalado en el 102 que estropea las fotos. Se ve todo rectilíneo, casi matemático. La zona este de Lower Manhattan prefiere permanecer cuerpo a tierra. Y una urticaria galopante de depósitos, algunos disimulados con cúpulas y agujas ornamentales.
   El Parque Bryant es un oasis entre rascacielos.  Propuestas deportivas de balde: minigolf y kubb.  Hay pistas de ping pong y,a la vera de la Biblioteca Pública, sala de lectura al aire libre.

  Los anunciantes digitales de Times Square son pasajeros,salvo los de cierta bebida espirituosa de color negro y etiqueta roja. Uno,vestido de presidente,busca sus monedas. Los superhéroes protegen a la chica del busto desnudo; no deja de moverse para dificultar el disparo de los fotógrafos mirones. Los animadores hacen volteretas sobre la gente que se arremolina en su entorno. Ceban el número, ralentizándolo, para crear expectación. Acaban cada pirueta, cadena en boca, pidiendo reconocimiento.

   El Chrysler Building fue nueve meses el edificio más alto del mundo,hasta que lo rebasó el Empire. Aguja de acero inoxidable,motivos automovilísticos y gárgolas en forma de águila. ¿Y cuál es el Rockefeller Center? Rápido se identifica por las letras de un medio de comunicación.


   San Patrick es la mayor catedral católica de Estados Unidos. El templo neogótico de mármol blanco tiene un señor rosetón de 8 metros de diámetro. Dos libros por pupitre en la Iglesia de San Bart. Vidrieras luminosas y techumbre tenebrosa. Cuando entro al MoMA ya ha caído la Noche Estrellada sobre las Señoritas de la calle. Una infantería de banderas,ordenadas alfabéticamente, protege la sede de la ONU; a su espalda  motos de agua cabalgan en paralelo a Rosevelt Island.

   El sur del Central Park, antes de iniciarse su construcción,era una zona plana y el norte más rocosa.  Lagos artificiales y patinadores habilidosos.Los liberadores, Bolíbar y José Martí, y el conquistador Colón tienen su estatua. También los escritores Hans Christian Andersen, Walter Scott y Robert Burns. Un personaje de ficción como Alicia. Y un busto de Beethoven. Retrospectiva de Giacometti en el Guggenheim entre fuentes de oro y recorrido de caracol.

   Todo el mundo recuerda el Edifico Dakota por el asesinato de Lennon e ignoran que allí vivió Lauren Bacall.En el renacentista Hotel Plaza,se casaron Michael Douglas y Caherine Zeta-Jones.
   El Mercadillo de los domingos de Green Flea se instala en el patio de un colegio. Canastas y pista de tartán. Como una pizza con aceite de trufa para evitar las tasas de los restaurantes. 

   Una niña vende limonada a 75 centavos a las puertas de Clifton House. Theo Roosevelt cabalga flanqueado por un indio y un negro. En el Museo de Historia Natural calculo mi peso en el Cometa Halley y la Luna. Dinosaurios y moais.  Suena la musiquilla hipnotizante del carrito de los helados.

martes, 18 de diciembre de 2018

Madre e hija

Meritxell Colell habla en Numax de Con el viento, su ópera prima (1-XII-2018)
Artículo publicado en El Faro de Vigo (17-XII-2018)
Fotos extraídas del blog de la directora catalana



   Recuerdos de infancia. Para Truffaut fue un acto de revelación encontrar a Jean Pierre Léaud. Cuando este era un niño en la audición se mostró muy enérgico y positivo.  El director no construye diálogos impostados sino frescos. Se abrió a cambios en el rodaje, a desechar el control absoluto. Trabajó codo con codo con su guionista Marcel Moussy.

   Meritxell también tiene esa generosidad. “Nunca un cuestionamiento era visto como algo negativo. No hay verdades absolutas. El cine es un lugar de encuentro. Para ahondar en los vínculos. Hace físico lo inmaterial”. Eran solo siete en el rodaje para trabajar de forma trasversal. Todos sintieron el filme como propio, como una experiencia vital. Se mezcla lo personal con lo cinematográfico. La sonidista, Verónica Font, grabó 100 horas de sonidos en el pueblo: cuervos, las texturas de la lumbre… “No hay dirección de arte, estábamos todos construyendo. Por la mañana mirábamos el vestuario del día”.

  Conoció a Mónica García en enero de2014.La vio bailar,charlaron y decidieron trabajar juntas. La asturiana idolatra a Beckett.Pero fue la poeta Chantal Maillard,que habla sobre la herida, un pilar para investigar su personaje.Mónica acudió al pueblo a visitar a Meritxell un mes de octubre.“Mónica te imanta por su fuerza escénica”; sufrió una lesión en la rodilla y eso condicionó un poquito el rodaje. Ahora prepara un nuevo proyecto con la bailarina que se llamará Dúo.
  Rescató emplazamientos emocionales de su vida personal.La acción transcurre en Las Loras,al norte de Burgos,donde solo viven 6 hombres en invierno.Y hay un retorno desde Buenos Aires. 

   La iluminación es otoñal, muy tenue. ”Nunca rodábamos al mediodía porque esa luz no nos gustaba. Vivimos once semanas en la misma casa”. La cocina de leña cargaba más el ambiente. Las cuatro actrices, un matriarcado oculto, salían de allí con tensión por el espacio y el silencio.
   Tuvo el valor de mostrar a cualquiera sus libretas de trabajo de Tierras de Soledad,que así era el título inicial . Una con localizaciones y mapas, de reescritura, personajes, trabajo con los actores y tratamiento visual y sonoro. En las notas enfatiza “la danza como metamorfosis”.

  Meritxell se define como montadora y “muy caótica”. Hay dos tipos de montaje.Una en barro. Pero ella prefirió en piedra.Partir de un bloque e ir depurando y quedarse al final con la esencia.  Hay directores que engañan a los actores. Ella insiste en la honestidad. Pese a todo, Mónica y Concha Canal, su madre en la ficción,nunca sabían lo que iba a pasar luego, que se vendería la casa por ejemplo.“Estábamos en el presente de la relación”. Llegó a culpabilizar a su mamá por permitirle marchar. Y se sentía culpable por no haberse despedido de su padre.

   Conectó las escenas a través de un caos emocional, desde el llanto al fuego. El trabajo de la huerta muestra la cotidianidad. La baraja es un símbolo del acercamiento, la convivencia, el tacto,el compartir mesa. Colell quería retratar a su abuela desde el documental. Captar su mundo antes de que se acabase.  Siempre se ponía al margen en las fotos. Con una relación muy estrecha con los ciruelos. El paso de las estaciones y la transformación del paisaje.

lunes, 10 de diciembre de 2018

El embrión de Fidel

*Exposición sobre el viaje de Fidel a Galicia
en la Galería Sargadelos (diciembre de 2019)

*Publicación 150 en prensa. Cartas al director de El Faro de Vigo (10-XII-2018)



   La lupa del mundo miraba a España. Cobi se ajustaba el chándal para la inauguración de los Juegos.  Primera visita oficial. Llegó a Barajas para participar en la Cumbre Iberoamericana de Madrid. Le esperaba el ministro de exteriores Javier Solana.Citó a Martí,“Cuba no anda de pedigüeña por el mundo”. Y González no se arrugó “No queremos presos ni exiliados políticos”.
   El 26 de julio un navarro de casi 190 centímetros se coronaba vencedor del Tour por segunda vez. Los italianos Chiappucci y Bugno lo arroparon en el pódium de los Campos Elíseos. Mientras, Castro era increpado por un opositor a su régimen en la Expo de Sevilla junto al Pabellón de Cuba;se defendió ante los medios afirmando que “Cuba es el país que más ha hecho por los derechos humanos y uno de los más democráticos del mundo.No nos falta el espíritu de lucha”. Era la primera vez que pasaba un 26 de julio, día nacional del país insular, fuera de su patria.

   En Galicia fueron 48 horas frenéticas. Ambas noches se hospedó en el Araguaney. En la agenda previa estaba prevista una visita a Oleiros pero se desestimó por falta de tiempo. Fraga apenas le dio un apretón de manos en Lavacolla. Nada de abrazos.Un año antes el de Vilalba había sido invitado a Manatí donde vivó su familia.Unos 200 nacionalistas y 400 periodistas abordaron al Comandante en la Plaza del Obradoiro.Firmó en el Libro de Oro de la Xunta.El presidente gallego le explicó el Pórtico de la Gloria, la Biblia tallada en piedra. Paseó por la Almendra con su uniforme verde de campaña. En la Biblioteca América de Santiago fue asesorado por el rector Ramón Villares y por otras personalidades académicas como Carro Otero y Xusto Beramendi.
   Esa tarde del 27 de julio lo llevan a la comarca del Barbanza. Conoció el funcionamiento de una fábrica de conservas pesqueras en las inmediaciones de Boiro. Luego,una travesía turística que zarpó de Puebla. Terminó la jornada con una recepción en el Convento de San Francisco.

   El barbado, a punto de cumplir 66, venía a conocer su pasado. Camino a Láncara,hizo una parada para pasear por la muralla romana de Lugo.En la aldea saludó con timidez a sus primas Victoria y Estelita López Castro. Dicen que también visitó a su tía Juana.  Al observar la humilde morada donde nació su progenitor en 1875 comentó a Iribarne “ahora entiendo porque tuvieron que emigrar nuestros padres”. Aunque reconoció en una nota de su puño y letra que Ángel Castro Argiz “tantas veces deseó volver y no lo pudo hacer”. Se declaró nieto de campesinos pobres. Fue nombrado hijo adoptivo del pueblo. Sorprendido, añadió un “¿Nada más?”.
   En la romería campestre se congregaron 700 personas. Empanada, pulpo y aguardiente. No faltó la queimada. Y echaron unas risas durante las partidas de dominó. ¿Quién ganaría?

martes, 4 de diciembre de 2018

Robin Hood


*Impresiones de la película VIUDAS
Un reparto con Viola Davis, Colin Farrell, Liam Neeson, Robert Duvall...


   Robar está mal. Sea en la Casa Blanca o en el Mercadona.Steve McQueen tendrá que esperar por su segundo Óscar. Un inicio caleidoscópico entre sábanas y explosiones. La historia sucede en Chicago. Con negocios turbios en el Lago Michigan. Pero podría ser en cualquier otra parte.
   Verónica va siempre con su cachorro. Para acrecentar su rol de líder e ideóloga.  Ahogada en drama.Su marido,matón y saqueador,le ha engañado. Un policía de gatillo fácil abatió al hijo de ambos. Viola Davis es avezada en moquear entre sollozos.Pero el luto dura poco. Unos pendencieros le reclaman una deuda de dos millones de dólares que contrajera su hombre. Un mes de plazo o correrá la sangre. La solución está en casa. Halla un cuaderno con los planos de una mansión donde podría saquear cinco millones. Necesita un equipo.Las viudas no tienen mucho que perder.Sin hombres desatarán poca sospecha. Primera asamblea en la sauna. 
   Alice es de origen polaco. Su madre cree que para ir a la Universidad es necesario que se convierta en meretriz. Como la joven se opone le sirve el cóctel perfecto, beso tras bofetada.  La rubia acaba aceptando vestirse en chica del cava. Conoce a un varón de buena posición. Congenian. Se gustan.  Pero es difícil atravesar la barrera de negocio a relación.
   La suegra de Linda le culpa de todo. Un arrumaco poco meditado con un abogado.  No ha cogido una pistola en su vida. Ni de juguete. Contrata a Belle como canguro. Ésta también trabaja en una peluquería para alimentar a su niña. Prefiere llegar sudada a perder las monedas en un taxi.  Es tan disciplinada que es perfecta para ser la conductora en el atraco.

   Foco en la política local.Saludan al vecino por el nombre de pila.Ambos bandos quieren comprar al reverendo,que aprovecha su tirón para dejarse sobornar.La prensa es un grano en el culo.El candidato blanco pertenece a  una saga de concejales. Su padre, de armas tomar,es de la vieja escuela.Las elecciones son“como la última batalla de Custer, matar o que te maten”. Pero una desgracia personal puede desnivelar la balanza.La realidad casi siempre supera a la ficción.