lunes, 7 de octubre de 2019

Ibón es un nombre de varón

*Ibón Martín presenta La danza de los tulipanes
 en El Corte Inglés de Compostela (30-IX-2019)



   Una lectora creyó que estaba escrito por una mujer. Su confusión radica en que desconocía ese nombre vasco. Y ayudó que el donostiarra no trata de forma estereotipada a las féminas y son personajes importantes. “He disfrutado más creando los de ellas”.  Aprovecha para lanzar un mensaje feminista. “Mi aspiración es que mi hija no tenga que dar explicaciones cuando se incorpore al mundo laboral”.

   Escribió antes guías de viaje y de excursionismo. Durante diez años. Sacó una primera tirada de 3.000 ejemplares y acabó vendiendo 40.000. Prefería conocer nuevas rutas que asistir a clases de periodismo en la universidad.Luego se apuntó a historia por la UNED.

   La danza de los tulipanes es la quinta novela negra de Ibón Martín. Antes escribió una tetralogía. Era la saga de una investigadora, Leire Altuna, que vivía en un faro.
   El arranque, narrado en las primeras tres páginas, es espectacular. Hay una mujer atada en la vía del tren.Su marido conduce la locomotora y está maravillado porque llevaba muchos años en el metro y por fin consigue conducir en superficie. Está deseando poder llevarla para que contemple este paisaje; cuando se percata que es ella activa el freno de la máquina pero no logra detenerla a tiempo y se la lleva por delante. Era la periodista estrella de la televisión de Guernika.Ese angustioso asesinato se transmite por Facebook Life.  “Cuando estábamos con las correcciones ocurrió lo de Nueva Zelanda”; se refiere a una matanza en una mezquita acaecida en marzo.

   Es un asesino ególatra. “Está trastornado pero es inteligente y tiene coherencia en su pensamiento”.  Su plan inicial era modesto pero se va activando. Su sueño es crear una variedad de tulipán para dejar su sello, su obra. Ibón reconoce que tienen algo en común. “La perseverancia y la pasión por los tulipanes. Lo intenté en el jardín de mi madre. No a partir de bulbos sino de semillas; hacen falta unos cinco años de cuidados”.
La curiosidad en esta ficción es que su época de floración es en primavera, máximo en mayo, pero los crímenes son en octubre y noviembre.

   Recuerda a criminales como al de La Baraja que actuó en la zona de Tres Cantos en 2003. “Es espeluznante pero apasionante. Los horribles sucesos te van dejando un poso en la cabeza. Sentimos fascinación por el lado oscuro del ser humano.” Lo curioso es que todo este universo de pavor lo construye alguien que no es capaz de acabar de ver El Resplandor porque le escandaliza. Para documentarse recurre a ertzainas, médicos... “por ejemplo para saber como actúa un veneno que no provoque convulsiones”.

   Hay cuatro ertzainas, dos de ellos mujeres. La más joven, Ane Cestero, comanda la investigación. Le acusan de llegar al poder por relacionarse con un superior. Aitor es su mano derecha. Txema viene de la Interpol y es brillante. Julia vive en Mundaka, en Urdaibai, donde está la famosa ola izquierda; se relaja haciendo surf y es criticada por ello.

   Sus personajes nada tienen que ver con sus novias.Con sus amigos sí.“Más en carácter que en características físicas; en los primeros bocetos tienen incluso su nombre real”.
   Introdujo en la obra un mapa con las localizaciones. El paisaje es muy verde y marine-ro. San Pedro de Atxarre está casi desabitado; en cambio San Juan de Gaztelugatxe está a tope de turismo desde que se rodó allí Juego de Tronos.La historia viene a Galicia porque creen que hubo un crimen vinculado. A Compostela y a la Península del Morrazo: Bueu, Beluso, Cangas... Él conoce bien la zona de cuando viene buscando el sol.
  El escritor alquiló una casa dos semanas para inspirarse.Solo tenía que bajar unas escaleras y ya estaba en la ría. Esta vivienda aparece en la novela. Ibón todos los días escribe por la mañana y al mediodía se pega un baño en el mar para desconectar del oficio.

   La editora, Virginia Fernández está encantada con su pupilo. “Su capacidad de describir es plástica, te despierta las ganas de viajar. Hay buen tratamiento del personaje; conectas tanto con ellos que parece que pueden ser tus amigos o tu familia. La trama funciona y se dosifica la información”.
   La comida no es trascendental como ocurre en otras novelas negras. Hay muchas tabernas de pintxos y conversaciones de bar, donde están el ciego de los cupones, el de la tragaperras... Los policías acuden allí de paisano pero todo el mundo sabe que son ellos. La pulpería que visitan en Galicia está inspirada en una que hay en Pontevedra.

   Hay una divertida anécdota sobre la promoción.Una vez invitaron a los periodistas y quisieron sorprenderlos atando cien tulipanes a una cruz. Habían caminado más de media hora montaña arriba para hacer la sorpresa. Aparecieron todas destrozadas. Pensaron que fuera un acto vandálico hasta que vieron a dos cabras poniéndose las botas.

miércoles, 2 de octubre de 2019

Me equivocaba

*Impresiones tras ver MIENTRAS DURE LA GUERRA

   El príncipe se convirtió en rana. Y la rana se volvió de piedra. En 1936 la bandera perdió un color.  Aquellos parterres convertían la Plaza Mayor de Salamanca en un auténtico jardín botánico. Pero el suelo se fregaba con sangre espesa.  En las tertulias del Novelty, mucho antes de llegar Torrente, había orejas enemigas.  Las cunetas esperaban por ti.

   Chapela, bastón y figuritas de papel. Unamuno sonó para el Nobel. Apenado ya por la falta de Concha, “mi costumbre”. El intelectual mutante fue vasquista, españolista, marxista… Una vez casi lo meten preso por criticar al rey. Y Carmen Polo admiraba aquella poesía cristiana.
   A los enemigos hay que tenerlos cerca. Debió pensar Millán Astray. Las dos Españas todavía afloran hoy. El fundador de la Legión es un antihéroe de manual.La propaganda de un Régimen en pañales fue para un gallego tuerto, manco y cojo. Entre el ojo de vidrio de Castelao y el parche de la princesa de Éboli. Un quintal de carisma y hasta los topes de autoestima.



   Los sublevados se sobrepusieron a un duro revés tres días después del comienzo del Golpe. El General Sanjurjo moría en un accidente de avioneta del que mucho se especuló. Se formó una Junta de Defensa Nacional en Burgos. Llegaron noticias de que el Führer prefería un poder monolítico.Miguel Cabanellas era un firme opositor a que Paquito agarrase todo el poder.

   El cargo parecía eventual pero Franco tenía baraka, suerte divina. Parece retraído y poco ambicioso. Su voz es temblorosa y aflautada. Tierno con su niña.En la fe está la salvación. Y ahí comienza la estratagema.Vio como la clave era convertir la batalla en una cruzada.”El Alzamiento es una Guerra Santa”. Con la bondad de permitir a los reos una confesión antes de ser ejecutados. Posó a lomos de un caballo para resucitar los mitos del Cid y el Apóstol Santiago.
   Azaña había ordenado que cesasen al autor de La Tía Tula como rector de la Universidad de Salamanca. Pero los nacionales lo restituyen de forma vitalicia. Lo aceptó pero siempre puso reparos en encargarse de las depuraciones.

   Miguel tardó mucho en darse cuenta de que la cosa se iba degenerando. Lo de Lorca fue un bulo hasta que lo certificó la BBC.   Sus dos amigos de debates, un pastor evangélico y un  maestro de izquierdas, fueron desaparecidos.  Un contubernio judeo masónico. Pese al pánico de su familia se jugó el pellejo en el Paraninfo. Fue la bombilla en el rancio Día de la Raza. Rodeado de reaccionarios, ya anciano, tiró de coraje y metió el dedo en el ojo a toda la audiencia. “¡Venceréis pero no convenceréis!”.

jueves, 26 de septiembre de 2019

Aciago final


*Presentación de Tú no matarás de Julia Navarro en Cronopios (24-IX-2019)

*Artículo publicado en El Faro de Vigo (14 de octubre)

   Julia quería ser bailarina.Probó con el ballet hasta los diecisiete años.Luego ansió ser física.La maestra desconfiaba “la apruebas por los pelos”.Acabó de escritora tras muchos años en el periodismo.Una catarsis.“Tengo llena mi libreta de ideas.Aún no me llegó la crisis de creatividad”.

   “No escribo novela histórica sino pequeñas historias”. Procura que estén bien contextualizadas. “Indago sobre la condición humana. Es el último gran misterio. A Obama leer novelas le sirvió para conocer mejor al ser humano”.

   Le encantan los escritores rusos de finales del XIX. También construían historias con muchos personajes. “Tolstoi no hace novela histórica pero sabe contar el marco. Ana Karenina solo tiene sentido en ese contexto y en ese lugar. Todos somos hijos del tiempo y de las ciudades”.
   Tú no matarás lo tuvo aparcado un tiempo para escribir Historia de un canalla.  Allí también analizó el peso de la conciencia, que siempre aflora. “Nunca podemos escapar de nosotros mismos”. Conoció a gente como Thomas. Pone el ejemplo de los niños que se suicidan porque no soportan el acoso al que son sometidos en el colegio.

   Perdió su última obra el día que debía llevarla a la editorial. Le aconsejaron que denunciara por si al amigo de lo ajeno se le ocurría publicarla. El policía fue sincero “si no aparece en las primeras cuarenta y ocho o setenta y dos horas olvídese”.

   El título procede de lo que le dice un padre republicano a su hijo al empezar la guerra.“Ningún hombre será el mismo si mata”.Ese pronombre inicial sirve para distanciarse del mandamiento.

   “Suelo dejar finales abiertos para que el lector interprete”. Este desenlace no es feliz.“Es lógico, duro, desgarrador. Mis lectores son combativos y me reclaman eso pero si no fuese así sentiría que los estoy estafando; no habría sido verosímil y se caería la historia. No me gustan los happy end de película americana”.

   “Yo mando en mis personajes. Me gusta que sean como alguien que conocemos, que se puedan tocar. Sé que historia quiero contar. Y sé como va a terminar”.

   Escribe en el ordenador pero la última de las supervisiones la hace en papel. “No terminas nunca de corregir. Nunca quedo satisfecha y pienso que la voy a destrozar.”

   Siempre pisa sobre el siglo XX. “Compruebo alguna fecha pero no tengo que hacer una labor intensa de investigación; busqué que se malcomía en el Madrid de la posguerra, cuanto ganaba un abogado, como era el estraperlo…”

   Las novelas son sus hijos. “Cada una te lleva algo de vida. Son dos o tres años. Cada vez que publico sé que me van a juzgar.Cuando me despido de los personajes siento vacío y melancolía. Ya no le puedo decir lo que tienen que hacer. Con algunos de ellos no me tomaría un café”. 

   Se está preparando una serie sobre Dime quién soy. “Me he peleado con los guionistas. No siento mucho cariño por ellos. Odio la escena de la bañera, con la espumita, la toalla en la cabeza y el pie que sobresale fuera”. Piensa que al no existir en la novela, y menos en una conversación dramática, es un pretexto para sacar a la actriz en cueros. 

“Me reservé por contrato que yo diese el visto bueno a la intérprete”;  quiso que fuese Irene Escolar; “es sólida, con formación cultural y teatral, sensibilidad… Dejo a Amelia en sus brazos”. La escritora se paso dos días por el rodaje.  “Si no se corresponde a la realidad seré la primera crítica. Por mis lectores”.

jueves, 19 de septiembre de 2019

Álvaro e Suso


*Coloquio con Álvaro Pino e Suso Blanco Villar moderado por Terio Carrera
Organizado por Ribadoulla na Casa de Cultura de Santa Cruz de Ribadulla (13-9-2019) 

   Para meigo non vale. “Na súa vida gañará unha Volta por etapas”. Foi o que pensou Álvaro Pino cando veu os comezos de Induráin. Recoñece que sinte admiración por Miguel. “É unha persoa sencilla e bondadosa”. O primeiro director do de Ponteareas foi o pai de Purito.

   Suso Blanco Villar e Álvaro Pino son os únicos españois que foron líderes na Volta a España 1986.  “Eu non saía de líder. Era o colombiano Pacho Rodríguez. Mantíñame á expectativa”.
   “Non levabamos casco e ó principio nin gafas”. Aínda conserva a BH coa que gañou. Para Terio é “un tractor pequeno” polo peso que tiña. “Adestrabamos por sensacións. Faltaban tres semanas e non sabías se tiñas que darlle máis ou levantar o pé e descansar. Non sabiamos na-da de watios. Nairo se queixaba dos potenciómetros para criticar a Froome”.  Non abandonaron a bici no faiado.  “Sigo montando tres ou máximo catro días á semana. Nunca máis de 70 km” di o de cabelo branco.“Agora vexo repechos onde antes non había”engade Suso.
   O de Ponteareas é humilde. “Eu non era de clase, era máis limitado. Tiña capacidade de sufrimento.  Suso era unha besta bruta de forza. Comezaba na Ruta do Sol, logo Valencia, Cantabria…  Rendía ben nas dúas primeiras semanas da Volta pero logo lle pasaba factura”.O de Rois triunfou en Santander, no fogar do seu equipo Teka, e cara ó final en Puerto Real.
   Pino colocouse de líder nunha contrareloxo en Valladolid na que quedou cuarto. E o derradeiro día gañou a crono plana de Xerez. “Defendíame pero chegaba ben de forza e de convencemento. Aguantei frente a Millar. Funme crecendo coas referencias. Había adoquín e case me vou fóra a 400 metros do final porque cheguei pasado”.

   Na etapa de Sierra Nevada, que terminaba no Parador, “levaba bastante seguridade. O último compañeiro que aguantou foi Anselmo Fuerte”.
   Preguntaron se na montaña había máis medo ou agradecemento ó público enfervorecido. “Pasabas por un pasillo. Algún agora quere facerse notar para saír na tele pero son moi respetuosos”.
   “Os escaladores de 1´60 ou 1´65 e con 58 kg tremiamos cando ía vento. Tiña a Guido Van Calster para que me axudara nos abanicos”; un día salvouno dun abanico forzado polo Panasonic de Robert Millar. “Poñíame á roda do belga que daba moito gas”. 
   Pero non foi doado. Tivo unha crise nun día de moitísima calor e humidade. “Sudábamos motísimo. Se me dobraban as pernas pero salvei o día”. 
   Álvaro non puido repetir triunfo. “A volta de Giovannetti non a daba gañado eu” ó rematar aquela edición rompín o tendón de Aquiles levando ó neno o colexio. Refírese a do 90.
   Pino insiste en que prefire a Volta como antes. Finais de abril e comezos de maio. “Teka e Zor, de Mínguez e Linares, metían os líderes na Volta a España e logo chegabamos co gancho as outras competicións.   Marino Lejarreta algún ano fixo as tres. Agora corres o risco de que veñan menos figuras”.Terio Carrera teno claro. “Reynolds e os grandes patrocinadores tiñan sempre a cabeza no Tour”. Pero sinte certa nostalxia. “Agora na Volta toda está deshumanizado. Os buses dos equipos serven para agochar ós corredores”.
   Jesús empezou moi xove en profesionais, como foi o caso de Chozas e de Marcos Serrano, con vinte e vinteun respectivamente. “Tiña rivalidade xa desde infantís con Manuel Carrera. Logo fomos compañeiros de equipo no Festina”.










   Blanco Villar sentiu devoción por Bernard Hinault. E Pino dalle a razón. O francés “gañaba Tours, sprints… era un todoterreo”. 
   Tamén teñen verbas de honra para o gran escalador hispano de metade de século.Bahamontes sempre acaba por compararse con ciclistas actuais. “Federico sempre fala en primeira persoa. Xa no lo dicía a nós. Foi grandísimo”.“Organizaba todo.Era un espectáculo”engade Blanco.
    “Rodríguez Magro, que xa non está aquí, é un gregario dos que todos falan marabillas”. Coincide Suso Blanco e engade a José Ángel Vidal, un escudeiro de luxo pese a “non ter grandes condicións”. E lembrou un día que botou una bronca como excepción nun tipo tranquilo. Un currante que estivo a piques de gañar unha etapa no Tour.
  Entre os reis da picaresca Pino fai memoria.“Ás veces faciamos os cinco ou seis primeiros postos na Volta a Asturias. Pedro Muñoz gañou cando tiñamos pensado que o fixera Faustino Rupérez”.  Para o Mundial e o futuro ven candidatos como o mozo belga Remco Evenepoel.
   Botan de menos a camararería. “Cheguei a prohibir o teléfono porque non falaban nin na cea. Daquela saiamos dos hoteis de noite e falabamos nas campiñas en varios idiomas”.
   “Cando estaba o Xacobeo subiu o número de licencias de ciclistas na base. Agora nos campeonatos de Galicia en Monforte só xuntaron 40 corredores na categoría xuvenil”. E nesta Setenta e Catro edición só participaron trinta e seis españois. Pino sinala unha das causas da crise na canteira. “É un deporte moi sacrificado. Teñen que privarse ós 15 anos de non saír de noite”. Para Suso Blanco é o deporte máis duro xunto co atletismo. Pero sufriron moito co cancro do dopping. “A tentación sempre está ahí. Seguirán pasando casos”.
   “O  pinganillo facilita moito. O digo eu que fun director deportivo. Non ten que ver coa falta de competitividade. O que da ordes é o director coa sua estratexia. Astana leva pinganillos e da espectáculo. É máis rápido que ir dando info corredor por corredor”.
   Non abandonaron a bici no faiado.  “Sigo montando en bici tres ou máximo catro días á semana. Nunca máis de 70 km” di o de cabelo branco.“Agora vexo repechos onde antes non había”engade Suso.
   “Non me pareceu ético, legal sí, o que fixo o Movistar. Porque foi una caída masiva na cabeza do pelotón do equipo do líder. Perico e Purito pensaban igual.  Quizais foi una rencilla porque anos atrás parece que o Rabobank lle fixera algo similar a Valverde”.
   Pino admira  a “increíble lonxevidade” do campión murciano. Blanco Villar salienta que “estivo no caixón das tres grandes”. E Terio lembra que “volveu a gañar despois de estar dous anos parado por algo que non se demostrou”.

viernes, 13 de septiembre de 2019

Después de Lope

*Exposición en la Casa Museo Lope de Vega



   Las interpretaciones de Fuenteovejuna fueron paradójicas. Ideologías opuestas, como la Rusia revolucionaria y la Alemania Nazi,aprovecharon desde su óptica la rebelión del pueblo contra las injusticias y el uso de la fuerza contra la opresión. En 1935 se estrenó en Hamburgo con énfasis en los aspectos violentos. En Gran Bretaña Theatre Union y Unity Theatre representaron Fuenteovejuna,como forma de apoyo a la República española durante la Guerra Civil y como crítica a la firma del Acuerdo de no intervención.

   La Italia de Mussolini se decantó más por su lado más frívolo, La niña boba. Se eligió una escenografía minimalista. En el elenco estaba la española Pilarín Muñoz. Y después de la II Guerra también hicieron montajes de El perro del hortelano, La dama boba y El anzuelo de Fenisa, poco conocidos en nuestro país.

   Albert Camus, apasionado de los dramáticos del Siglo de Oro español, versionó El caballero de Olmedo, obra que para Lorca representaba el mejor Lope, apostando por una dimensión trágica. Se lleva a cabo en el Castillo del Rey René, dentro del Festival de Angers en 1957, pues se apuesta por llevar el teatro a espacios patrimoniales como ya hicieran antes Max Reinhardt o el propio Lorca. 

La misma pieza, ahora bajo la dirección de Lluís Pascual,  reapareció en el Festival de Avignon de 1992. Destacaba en la escenografía un inmenso campo de trigo que recordaba a la Castilla del XVII.

   En los últimos años hubo más tributos. Laurence Boswell hizo El perro del Hortelano para la Royal Shakespeare Company dentro de una tetralogía dedicada en exclusiva a la escena española. Quiso resaltar la vertiente más juguetona pero a la par trascendente.

   Y el colombiano Omar Porras se encargó de Peribáñez y el Comendador de Ocaña para la Comédie Française en París, compañía que nunca había representado al Fénix.

martes, 10 de septiembre de 2019

Mulleres de negro


*Coloquio sobre Novela Negra na Feria do Libro de A Coruña (1-8-2019)


   Arantza Portabales é interventora. Escribo para escapar da rutina.Empezou como microrelatista. “Describo pouco. Teño que facer das miñas eivas as miñas afoutezas”.

   “Eu son pragmática es estou moi apegada á realidade. Fixen o esforzo de facer un conto de mouras para contarlle ós nenos. E convencín que no ano 2018 había catro mulleres que falaban cun contestador automático como xa ninguén o fai”.

     “As escritoras do norte temos a nube pendurada e somos máis escuras”. En Beleza vermella hai seis personaxes que uns sospeitan dos outros; están todos no xardín dunha urbanización nun ambiente claustrofóbico. A ausencia de espazo pode axudar á historia.   O horror atrae. Cita o exemplo do caso Julen. “Se un no colexio ten meninxite sempre pensamos se o noso tamén o ten”.  Se o tren do Alvia fose en Rusia non sentiriamos o terror tan preto.  Tamén reconforta que o escritor pense por nós”.


   María Oruña exerceu dez anos como avogada laboralista.“Non baixaba a calabozos”.

   “A etiqueta de novela negra diluise. O mundo cambiou nos últimos 50 anos. Os psicó-logos din que a novela negra é unha forma de ter controlado o mal. Case sempre pillan ao malo. É un xeito de conseguir o equilibrio,algo que na vida non é posible”. Entreter ó
lector é dificilísimo.“A veces non se nos considera alta literatura;¡ é algo moi inxusto!”.

   “As novelas son un xogo. Escribo híbrido:histórico,intimista,negro,misterio”. Son fantasiosa, peliculeira” pero “non creo na maxia nin nos espíritus. Penso que son un fraude para o lector”. Ambientou as súas novelas en Cantabria, de onde é a súa familia paterna. Debería ser nomeada filla predilecta de Suances. “Non me preguntedes se a paisaxe é un personaxe máis”. 



   En Infamia Ledicia Costas céntrase no abuso dos nenos, do poder… Temas moi sensibles. “Quería afondar na psicoloxía dos personaxes. Quería facer un thiller psicolóxico. Púxenlle Merlo pero realmente é Beade.   Onde me criei en liberdade dende os 6 aos 14 anos.  As miñas amizades máis potentes son de esa época”.

    Interesada polo lado máis perverso do ser humano como xa fixera en Un animal chamado Néboa.  Marcada por casos como o de Marta del Castillo. “Son hipersensible e valoro moito as emocións”.

jueves, 29 de agosto de 2019

El negrero


*Carlos Bardem presenta en A Coruña su novela Mongo Blanco
*Versión reducida publicada en El Faro de Vigo (15-8-2019) 


   No solo es intérprete.“Como tengo esta cara siempre me dan papeles de señor muy malo”.Es licenciado en historia moderna y contemporánea.Y escritor.“Creo en el poder de la palabra pe-ro hoy se ha pervertido”.  Se atreve con una de aventuras al gusto de Conrad, Stevenson o Salgari.  Hay esclavos, patriotismo hipócrita, religión… Una historia inscrita en el triángulo Málaga, África,La Habana.Aparecen Espartero,los Borbones… “Cánovas era un gran estadista y tiene estatuas por toda España pero defendía la esclavitud;creía que los negros eran unos perezosos”.

   Orgulloso con el resultado. “La construcción de la memoria, la locura y el poder llevan a esta obra a contener los temas de la gran literatura”. 

   “Es una feroz travesía, un viaje sensorial.  Se siente el hedor de las bodegas, la violencia, la sexualidad. “Quiero mostrar la sangre, el sudor, el semen”.


   Pedro Blanco es un personaje real que nació en Málaga y fue a Cuba. “He acentuado los rasgos para la ficción.Era un marino muy brillante pero lo que hacía era vender seres humanos. Era un monstruo”.  No se recuerda a menudo que Robinson Crusoe se dedicaba a lo mismo.

   Creó un reino en la frontera entre Sierra Leona y Liberia. Consiguió que las tribus de la zona estuviesen siempre en confrontación. Arriesgaba la vida y se metía en el barro. Había otros de salón, tipo el marqués de Comillas o la Reina María Cristina, que solo conocían a los esclavos por tenerlos como sirvientes o por beneficiarse de ellos sexualmente.

   Pedro murió loco en un manicomio de Barcelona. Para la novela Bardem se inventó un empático psicólogo que actúa como un lector, Castells, para que recupere su memoria.

   Lino Novás Calvo ya escribiera en los años 40 una novela de aventuras sobre Pedro Blanco. Y en Amistad de Spielberg también se habla de un barco de este negrero.

   “Fue el Pablo Escobar de la trata de esclavos. Compraba humanos en África por unos 20€ generalmente aportando ron, pólvora y mosquetes. Al llegar a destino ya costaban 400. Cosificaban a los esclavos llamándolos sacos de carbón o piezas de Guinea. Los apilaban como fardos”.

   La trata de esclavos dura cinco siglos. Se dice que hubo implicadas doce millones y medio de personas. A veces, incluso evitaban pagar aranceles y los desembarcaban en las playas. Por eso hay historiadores que hablan de otra cifra, ochenta y tres millones.

   España fue el último país europeo en abolir la esclavitud. Fue en 1886, cuatro años antes que Brasil.  En la península lo hiciera cuarenta años antes pero la mantuvo en Cuba. Se enriquecía con las explotaciones de caña de azúcar de esa isla y Puerto Rico.

   Los barcos tenían cubierta corrida para que, en caso de motín, los negros no pudiesen esconderse y pudieran ser disparados. Los negreros los acostaban sobre el lado derecho porque así creían que evitarían ataques al corazón.

   “Nuestra sociedad ya ha perdido la inocencia con las atrocidades: el Holocausto, el genocidio de Ruanda…” Y sentencia con un tono crítico y riguroso “Muchas de las grandes fortunas de este país tienen origen en dos momentos: la trata trasatlántica del XIX y el Franquismo”.

   La banalidad del mal.   Hubo complicidad de mucha gente “normal”.  Muchos indianos que fueron a Cuba antes de 1886 se beneficiaron seguro del trabajo esclavo. “Por debajo de los grandes palacios del XIX corre sangre humana”.

   Hoy aún hay esclavos: los refugiados, mujeres sometidas a trata de blancas o la precariedad, que se suele interpretar como algo normal.

   Los hermanos Sánchez Cabezudo leyeron Mongo Blanco y se puede convertir en serie de televisión. “¡Es que si fuera película habría que podar mucho!”.